Bitácora de Gerardo García-Trío (Correo)

Archivos

Enlaces:

Javier Marías
Escritores
AOL 2002 (Misterio)
PLaNeTa AcEiTuNa
Vailima
Otomano
Callejón sin salida
Borjamari
Pensamiento crítico:
Círculo Escéptico
ARP-SAPC
CSICOP (Inglés)
James Randi Educational Foundation
Quackwatch (Inglés)
Fundación anomalía (Ufología)
Sociedad de Escépticos de P.R.
A.R.E.V.
Ovnis a mogollón
Generación escéptica
35 años del proyecto Apolo
El hombre sí pisó la Luna
SobreNatural.NET
Apuntes transgénicos
La web de Yamato
Universo
Ciencia y escepticismo
La página racionalista
Planeta escéptica
Sin dioses
El horror
DIOS!
Perspectivas#
Projeto Ockham (Portugués)
Navegando no Insólito (Portugués)
Ateus do Brasil (Portugués)
Revistas:
PENSAR
Skeptical Inquirer (Inglés)
El Escéptico
Cuadernos de Ufología
El Escéptico Digital (Gratuito)
Boletines LAR (Disponibles en versión web)
La nave de los locos (Disponible en PDF)
Recursos:
Falacias lógicas
La Colaboración Cochrane
Leyendas urbanas
Urban legends (Inglés)
The folklorist (Inglés)
Diccionario del Escéptico
Skeptic´s dictionary (Inglés)
Enciclopedia de James Randi (Inglés)
Humor:
The Teleplastic Inquirer
Valientes platillos
Los archivos del Doktor Putten
Bitácoras:
  • Central de novedades en sitios críticos de habla hispana

  • Magonia
    El fondo del asunto
    El retorno de los charlatanes
    Mihterioh de la siensia
    BitacorARP
    Homo Webensis
    MagufoMedia
    Ciencia 15
    Historias de la ciencia
    Cuaderno de bitácora
    El paleofreak
    Sinapsis
    Por la boca muere el pez
    El triunfo de Clío (Historia)
    Escritos desde el páramo (Historia)
    Oblivion
    ¿Niños Índigo?
    Saber/Creer
    Paranormalidades
    Los superiores desconocidos
    Maestro de marionetas
    Uno por uno, uno; uno por uno, dos; uno por uno...
    Razones para dudar
    ¡Existen los fantasmas!
    RedTales
    El aldeano
    Cherifblog
    Girl in Black
    Un dragón en el garaje
    Kakasico
    El escapista
    Ad Nauseam
    El maravilloso mundo de las paraciencias
    Gluón con Leche
    Palas Athenea
    CPI (Curioso pero inútil)
    Debunking Myths
    Poquetacosa
    Pez Diablo
    La Habitación Cerrada
    Balbuntiras
    Noticias de Perspectivas#
    Noticias de Navegando no Insólito (Portugués)
    Y del "otro lado", aunque críticos:
    El escéptico cristiano
    Siempre Exponiendo Incómodas Preguntas

    Listas de correo:
    Para amantes del misterio y escépticos, un foro libre y sin censura:

  • CHARLATANES


  • Y sólo para escépticos (aunque puede entrar quien quiera), la lista de ARP-SAPC:

  • ESCÉPTICOS



  • ¿Es el compromiso fanatismo? (Reflexiones de un arpío)


    IMPORTANTE: He transportado *BAJO EL VOLCÁN* a Blogspot. Allí hay una reproducción de todas las entradas de este blog, con sus comentarios y, por supuesto, entradas nuevas. En unos momentos serás redireccionado automáticamente a la portada en la nueva ubicación; pero si no funciona, puedes clicar aquí: *BAJO EL VOLCÁN* (BLOGSPOT).

    Si quieres seguir leyendo esta entrada, ésta es ahora su nueva dirección.

    Si eres un visitante habitual, recuerda actualizar tus favoritos y tus feeds, si me tenías enlazado en tu página (gracias), te agradecería cambiarme a la nueva dirección.

    * * *





    Muchos de mis amigos y familiares tienen algún tipo de creencia pseudocientífica o paranormal; unos pocos incluso han adoptado una amalgama de creencias mágicas y pseudocientíficas como ideología y filosofía vital. Saben todos que yo mantengo una actitud escéptica y combativa ante tales creencias y sus divulgadores.

          Inevitablemente, a veces tengo con ellos discusiones en las que no es extraño que yo acabe siendo clasificado de ciego y fanático por mi confianza en la razón, el empirismo y el método científico; me espetan con sabia y mística sonrisa que todos tenemos una religión, e intentan equiparar el conocimiento científico, un sistema establecido sobre verdades comprobables, con la fe religiosa, basada en dogmas supuestamente obtenidos por revelación divina. La ciencia es demostrable; la religión no. Pero no es mi tema ahora desmontar este argumento.

          Me han preguntado muchas veces si no será una clase de intolerancia esto de luchar contra la extensión del pensamiento mágico y anticientífico. He reflexionado, ejercitando la autocrítica y haciendo examen de conciencia, sobre el difuso límite entre compromiso y fanatismo: ¿Por qué no permitir que la gente crea en lo que quiera? ¿A quién hace daño que muchas personas tengan creencias que entran en conflicto con el pensamiento científico? ¿No es soberbia esto de erigirse en sabio y educador del ignorante? ¿Acaso no puede ser mejor que algunas personas crean una mentira que les da paz y felicidad antes que una verdad que les haga vivir abrumados? ¿Cuál es el límite entre la noble educación y la falta de respeto a las creencias y cultura ajenas?

          Me hacía yo estas preguntas y otras similares que me sumieron en una reflexión casi filosófica que me abstrajo durante un tiempo antes de hallar respuestas. Como suele sucederle a las mentes que buscan conocer la verdad, fueron los hechos y no las especulaciones ni los deseos personales (más bien tendentes a la indiferencia) los que me contestaron. Mi entorno cercano, mi época y mi propia experiencia me fueron proporcionando casos y ejemplos que se fueron distribuyendo a uno y otro lado en las bandejas de una balanza.

          Por un lado pesaba la verdad útil, aquélla que no ha de ser necesariamente cierta, sino beneficiosa para el ser humano: la creencia sin fundamento que hace feliz al individuo. Nada malo encontré en la ilusión diaria que los horóscopos aportan a una de mis amigas: su lectura la divierte y estimula realmente y, al fin y al cabo, ella no comete la insensatez de tomar decisiones personales importantes basándose en el disparate astrológico; tampoco me pareció perjudicial la creencia de otra querida amiga en el yoga y, si bien anda un poco despistada entre tanto chacra, reiki y demás invenciones energéticas, la verdad es que es para ella una disciplina de relajación que viene bien a su nervioso temperamento; no me preocupó tampoco que otros amigos míos practicantes de taekwondo crean que su salud física y nerviosa, causada evidentemente por el ejercicio físico regular (que los tiene hechos unos mulos), es una consecuencia de su dominio de ese intangible producto de la fantasía llamado chi. La religión, la creencia en la supervivencia del alma, son consuelo y motor para millones de personas en un mundo muchas veces descorazonador.

          Todo bastante inofensivo, de momento. Resultaría incluso cruel pretender arrebatar a estas personas tan beneficiosas ilusiones. Pero, ¿es tan sencillo el problema? Continúo sopesando los pros y los contras:

          Además de los anteriores casos, también sé de personas cercanas que, en momentos de graves problemas personales y debido a su ignorancia, desperdiciaron dinero entregándolo a las manos de estafadores sin escrúpulos disfrazados de brujos o adivinadores cuyos consejos y predicciones nunca se cumplieron ni sirvieron para nada. Conozco personas que abandonaron tratamientos médicos científicos y afectaron gravemente a su salud al pasarse a falsas medicinas como la homeopatía cuyos efectos está demostrado que no existen. Incluso los cuentos fantásticos aparentemente inofensivos y risibles como los referentes a regresiones hipnóticas usadas por los pseudocientíficos para “recordar” vidas anteriores o abducciones extraterrestres, se filtran en la cultura general y provocan peligrosas consecuencias: recientemente un hombre fue a la cárcel en España tras darse en un juicio mayor importancia a unas declaraciones teatrales bajo hipnosis que a unas pruebas científicas forenses que lo exculpaban, cuando los psiquiatras expertos en hipnosis afirman que este estado inducido no hace recordar con más claridad o detalle; de hecho intentar esto puede provocar el peligroso efecto de mezclar las verdaderas vivencias con las fantasías hipnóticas y dar lugar a recuerdos falsos. ¿Y cuánto dinero, público o privado, se ha derrochado durante años financiando pseudociencia? Un ejemplo extremo de esto, triste y alarmante, lo vivimos hace poco, cuando en Sudáfrica el gobierno pidió asesoramiento a los famosos “disidentes del SIDA” (que sostienen cosas como que no existe el virus VIH) para tratar la epidemia sudafricana; de tomárseles en serio la tragedia humana podría desbordarse. Y la consoladora y piadosa religión también tiene su lado oscuro: sé de casos de niños fallecidos al negar sus padres, testigos de Jehová, una transfusión sanguínea necesaria. La superpoblación y epidemias que asolan África son agravadas por la Iglesia Católica con su irracional postura de no permitir la anticoncepción.

          Llegado a este punto de mis reflexiones la balanza se inclina del lado del compromiso. No soy capaz de distinguir entre el sano folclore inherente a toda cultura y la dañina superstición que siempre han denunciado los sabios. Se me hace imposible la indiferencia ante la extensión de la ignorancia científica y la excesiva presencia en los medios de charlatanes, pseudocientíficos y fabricantes de misterios. Desde mi posición y posibilidades, seguiré molestando a mis amigos y seguiré informando y educando a quien quiera oírme. El pensamiento mágico, supersticioso, paranormal, pseudocientífico, anticientífico o como queramos llamarlo, dista mucho de ser inofensivo. La ignorancia nunca lo es.

    (Publicado originalmente en El Escéptico Digital)


    2004-08-14 01:00




    * * *


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://bajoelvolcan.blogalia.com//trackbacks/20796

    Comentarios

    1
    De: Invasor Xo Fecha: 2004-08-14 08:43

    Bueno, yo creo que la hipnosis si puede ayudar como tratamiento terapeútico. No lo he intentado en serio (nunca me han podido hipnotizar profundamente), pero sí he escuchado testimonios y casos de personas que han recordado incidentes y traumas ocultos. Por ejemplo, mi media hermana se sometió una vez a una terapia llamada auditación de Dianética (sí, sé perfectamente que la Cienciología es una paseudo (anti) ciencia y una secta extremadamente peligrosa) y logró recordar un incidente pre natal. Incluso mi madre corroboró las declaraciones de mi hermana. Esto me extraña porque leí hace poco en un estudio reciente se comprobó que los bebés tienen poco o nada de memoria. No sé, no sé, la verdad es que tengo bastantes dudas, hay cosas que no se sostienen.

    Por otro lado, los tratamientos médicos científicos no son muy seguros tampoco. Yo dejé de tomar Zyprexa (una medicina que me recetaron) después de que me enteré que puede ser peligrosa por estar ligada con la diabetes. O sea, la medicina también es una ciencia en pañales. Los químicos no siempre son la mejor opción, y no le veo nada de malo a la medicina naturista o herbal. Algunas veces funciona, qué puedo decir.

    Bueno, mejor me callo, ya comencé a divagar.



    2
    De: ElPez Fecha: 2004-08-14 09:24

    Ahora que está tan de moda eso del "talante", es intereante la reflexión que haces. Yo estoy convencido de que el compromiso no tiene por qué ser fanatismo. Y menos en el caso de la defensa del pensamiento crítico y el escepticismo... hace un tiempo escrbí algo relacionado con lo que comentas. Cuestiones de tono
    Pero esto no me explica todo el asunto: realmente estoy descubriendo -o asumiendo, mejor, pues ya era conocido- una faceta beligerante en lo verbal/escrito que siempre he empleado en unas ocupaciones pero que, cada vez con más frecuencia, se extiende en general a mi vida diaria. ¿Es parte de mi tendencia a querer tener razón? Emplear tan a menudo el mecanismo argumentación-contraargumentación-etc ¿es siquiera mínimamente conveniente?

    Saludos!



    3
    De: rvr Fecha: 2004-08-14 09:30

    Invasor Xo: Hay un mito sobre la medicina naturista y es que, al ser natural, es mejor. El veneno de una serpiente es natural y no es nada recomendable. Muchos medicamentos tienen contraindicaciones y no solo los farmacéuticos, también las hierbas.

    Sobre la hipnosis tienes un buen comentario en el artículo La psicología científica y las pseudopsicologías de Carlos J. Álvarez (Universidad de La Laguna).



    4
    De: Dem Fecha: 2004-08-14 23:13

    " no es extraño que yo acabe siendo clasificado de ciego y fanático por mi confianza en la razón, el empirismo y el método científico"

    Es el deporte de moda. Los científicos son ahora los dogmáticos. Los liberales ahora son los antiguos capitalistas conservadores. Un grupo punk que apoya a Bush. El mundo al revés... o tal vez el primer paso para construir el vocabulario carente de significados "sediciosos" de "1984" (la novela de Orwell).

    Ya lo decía Obelix: "están locos estos romanos"



    5
    De: Gerardo García-Trío Fecha: 2004-08-15 15:18

    Hola Sr. Pez:

    A mí me pasa algo parecido a lo que cuentas (para algunos soy un fanático y para otros el más conciliador y tolerante). Creo que el problema de que le juzguen a uno extremo no es muchas veces el talante; sino el simple hecho de no aceptar una opinión como verdad válida (esos extremos del relativismo, la nueva era y el postmodernismo: la ciencia como convención social y demás paridas); aunque se objete con tolerancia, el escéptico, aún diría más, el que confía en la cultura científica, es visto como una persona dogmática; incluso creo que cualquiera que sostenga con firmeza una opinión es juzgado por los que no la comparten como un extremista, etc, etc. Es tan imposible como intentar caer bien a todo el mundo. De todas formas da igual, porque tenemos razón... ;o)

    Saludetes.



    6
    De: Gerardo García-Trío Fecha: 2004-08-15 15:22

    Hola Invasor Xo:

    Cuando escribí este texto no había salido el artículo en la página de ARP que te recomienda rvr, también te lo recomiendo. Yo tuve que recurrir a un psicólogo profesor en la complutense de hipnosis clínica, cuando se me puso la mosca tras la oreja. La hipnosis tiene sus aplicaciones en psicología, pero ni mucho menos con los resultados espectaculares que vemos en la TV (no se pierde la consciencia, ni la voluntad...). Me habló de hipnosis en psicología forense y entre otras cosas, me contó que NO mejora la memoria y que puede provocar incluso falsos recuerdos, por lo que los resultados de la misma para recordar traumas, recuerdos "enterrados", vidas anteriores... no son nada fiables. Esto se probó además hace poco: un experimento demostró que se pueden implantar recuerdos falsos incluso sin hipnosis. No nos podemos fiar tanto de nuestra memoria... Con respecto a lo que cuentas de ese recuerdo prenatal, evidentemente, suena bastante imposible; seguramente lo que sucedió fue que hubo una lectura en frío. Muchas veces, con esta técnica, adivinadores, hipnotizadores... parecen adivinar cosas sobre nosotros cuando en realidad nos las están sonsacando (no necesariamente por fraude) por pistas que les damos sin advertirlo (una página que lo explica aquí). Este psicólogo que decía advierte esto en su página web:

    "Sólo prestarse al empleo de la hipnosis con profesionales de la Salud correctamente acreditados, ejemplo: (Psicólogos - el carnet profesional con el número de colegiado es una garantía, además de la acreditación específica de su formación en Hipnosis, sólo en Universidades o Colegios Oficiales)." O sea que... cuidado.

    En cuanto a la medicina: la natural también es química, TODO es química. Algunos medicamentos sólo contienen la molécula pura que existe en la naturaleza, pero sintética. Es lo mismo, o mejor, sin impurezas. Si comparamos los efectos secundarios de la quimioterapia con los de una infusión estamos siendo injustos: la primera puede curar un cáncer, la segunda alivia un ardor de estómago. También hay medicamentos inofensivos creados en laboratorio (aspirina) y hay plantas que crecen en el medio natural que son cancerígenas (y encima se vendía en herbolarios de medicina china tradicional). Simplemente, cada uno en su sitio. Si ha aumentado la esperanza y la calidad de vida en la Tierra, no es gracias a las medicinas alternativas...

    Saludos escépticos.



    7
    De: Eduardo Fecha: 2004-08-25 23:50

    ¿Es la fe algo tan malo?

    Bueno, la otra vez fui donde un médico alternativo que usaba terapias energéticas y cosas semejantes. Intenté una sesión con él, pero -como esperaba- no sentí ninguna diferencia. El problema, según él, es que no tengo fe. El sí admite que, efectivamente, sus terapias no tienen bases científicas, que no se han investigado bien, pero que son resultado de una investigación y que pueden funcionar. El recurso que tiene para excusarse es típico: culpar al paciente. Él dice que por ser demasiado racionalista estoy bloqueando sus energías (del macrocosmos) y que por esa razón su terapia no va a funcionar conmigo. La verdad es que yo no esperaba que funcionara, pero tampoco estaba deseando con vehemencia no sentir nada, como él asegura. Al pedirme que no intente analizar sus técnincas ni sus consejos, ¿no me está pidiendo que me comporte como un vago mental? Si su curación sólo se basa en fe, significaría que a lo mejor no son sus terapias energéticas lo que hacen que sus pacientes se curen (me dio a conocer algunos testimonios de gente a quienes sus terapias les ha ayudado a combatir y a reducir el cancer), sino que tal vez todo está en su mente (un recurso poderoso por lo que veo).

    Este tipo de médicos pueden ayudar a las personas que tienen afición por este tipo de cosas, a los creyentes; pero no porque sus terapias funcionen, sino porque sus pacientes tienen fe. Esta fe, entonces, también puede ser beneficiosa, por lo que no veo la razón de pisotear las esperanzas de los creyentes de lo paranormal. Por lo que veo, no sería tan desventajoso ser creyente. A algunas personas que conozco les ha servido, y bastante. En mi caso, bueno, no soy el lapiz más afilado del escritorio, me harán falta iniciativas, ánimo, felicidad y otras tantas cosas, pero racionalidad nunca.

    Y la falta de fe, ¿tampoco es mala? Yo creo que todos alguna vez hemos tenido fe en algo (en personas, por ejemplo). Es a partir de una fe inicial que ganamos confianza en algo. Pero en cuestiones de curación, en las que pueden existir razones alternativas para que algo funcione, yo no podría tener confianza total en un tratamiento hasta que no esté seguro que dicha terapia tiene bases sólidas y que se apoya en una buena investigación.



    8
    De: Gerardo García-Trío Fecha: 2004-08-27 18:04

    Hola Eduardo:

    ¿Que si es la fe algo tan malo? Pues no tiene por qué serlo, siempre que la entendamos como la confianza en algo o alguien que no sea perjudicial. Se puede tener fe en tu médico, por ejemplo, o en la cultura científica. La falta de fe tampoco es mala, si con ello queremos decir de fe religiosa.

    Yo soy ateo y, como muchos otros, soy una persona feliz.
    En el caso que me cuentas, ese "médico" alternativo no pide fe, sino que exige credulidad. Un creyente siempre buscará todo tipo de justificaciones para mantener su creencia, en este caso, que ese "médico" lo ha curado. Así se hace el cliente perfecto. ¡Estará contento aunque no lo ayude! Siempre justificará los errores y sobrevalorará los posibles aciertos. Lo único que te sucedió con él es que le exigiste resultados, como se hace lógicamente con la medicina "oficial". Eso, claro, le molestó. No quiero decir que todos los médicos alternativos sean estafadores a sabiendas, ni mucho menos, pero tal como lo cuentas, ése no me gusta nada, nada...

    Nunca se han probado casos de cáncer curado con terapias alternativas a la ciencia médica. O eran cánceres diagnosticados por los mismos curanderos (o sea: yo te lo pongo y yo te lo quito y... "¡Me ha curado un cáncer!") o se reducen a la típica historia incomprobable de: "conozco un caso...". Que aporte pruebas y ganará el próximo Nobel. Ni la fe puede por sí misma curar una enfermedad, ni los malos sentimientos pueden provocarla; aunque el pensamiento mágico haga creer a mucha gente que sí.

    Los "médicos" alternativos no sólo son malos para el bolsillo, el peligro surge cuando pacientes que están siguiendo un tratamiento por una enfermedad seria (por ejemplo quimioterapia) lo abandonan aconsejados por uno de estos curanderos del siglo XXI. Si conoces alguna actividad parecida, no dudes en denunciarla.

    Dices que no ves la razón para combatir las creencias en lo paranormal... Dejando de lado que crea el substrato para que nazcan aprovechados y charlatanes, ¿no te parece una pasividad perniciosa reconocer la ignorancia y no hacer nada por evitarla? ¿La ignorancia es buena alguna vez?

    Saludos escépticos.



    9
    De: Eduardo Fecha: 2004-08-28 03:23

    Hola, Gerardo.

    >> siempre que la entendamos como >> la confianza en algo o
    >> alguien que no sea perjudicial.

    De acuerdo. Yo no creo que mis contactos con este doctorcito sean del todo perjudiciales, pues la verdad es que no tengo nada que perder con él. Dinero tal vez. La cosa es que no lo pago yo, fue mi mamá quien insistió en llevarme con él; es ella la que está interesada -y odia que le discuta sobre estos asuntos.

    Por otro lado, si me estuviera metiendo con una organización religiosa o sectaria, por supuesto que saldría corriendo de ahí.

    Yo no puedo asegurar que sus terapias no son efectivas. Me inclino a dudar y a pensar que no lo son, que todo depende de la fe que una persona ponga, pero no estoy en posición de negar nada.

    >> no pide fe, sino que
    >> exige credulidad.

    Pero yo tengo entendido que fe es, bueno, creer en algo sin una razón lógica. Es parecido a ser crédulo.

    >> cáncer curado con terapias
    >> alternativas a la ciencia
    >> médica.

    Bueno, él no dijo eso exactamente. Dijo que había ayudado a aliviar el dolor, a reducir el crecimiento de un tumor, no a hacerlo desaparecer. Cuenta que atendió a una chica que tenía un tumor en el cuello y que, luego, al someterse a una cirugía para extraer el maligno, descubrieron que su tumor estaba como que carbonizado. Según nuestro amigo, se debio a la cantidad de energía que se le había aplicado en su tratamiento(?!).



    Tengo que irme, ya vuelvo.



    10
    De: Eduardo Fecha: 2004-08-28 05:22

    >> Ni la fe puede por sí misma curar
    >> una enfermedad, ni los malos
    >> sentimientos pueden provocarla;

    La verdad no podría estar tan de acuerdo. Las enfermedades llamadas psicosomáticas están bastante ligadas a factores psicológicos, por ejemplo. Creo que sería inadecuado polarizarse y pensar sólo en términos orgánicos. Sobre el poder de la fe sobre el cuerpo, no lo sé, la verdad es que sólo he escuchado historias.

    >> Dejando de lado que crea el substrato
    >> para que nazcan aprovechados y
    >> charlatanes, ¿no te parece una
    >> pasividad perniciosa reconocer la
    >> ignorancia y no hacer nada por evitarla?

    Sí, pero todo depende. Tendría que evaluar tales creencias para concluir si son realmente peligrosas o si sólo es una inofensiva masturbación mental, una ramita a la que agarrarse.

    En lo personal, tengo mis pendencias con algunos grupos que promueven creencias pseudo científicas. Desprecio a la Iglesia de Cienciología, por ejemplo. Yo sé que mucha gente asegura haber sido salvada por las enseñanzas de esa secta, pero también sé que ha causado un grave daño a un considerable número de gente. Con respecto a los adeptos acérrimos, que insisten en que Cienciología les ha hecho más felices, bueno, tal vez lo sean, pero también es un hecho que han perdido la capacidad de pensar por sí mismos, que se han convertido en pseudo robots llenos de prejuicios mentales y de respuestas programas, en gente con la que es casi imposible razonar. A organizaciones así, por su`puesto que las combato.

    Yo tampoco puedo creer ciegamente lo que dicen los escépticos porque ellos también están de alguna forma prejuiciados (todos lo estamos). Es por eso que también dudo de la información que ellos me dan. Eso es lo bueno de la internet: que tienes acceso a amplia información y puedes leer hechar un vistazo a ambas caras de la moneda.



    11
    De: Gerardo García-Trío Fecha: 2004-08-31 18:41

    Hola Eduardo:

    Te respondo también con el cómodo sistema de corta y pega:

    [Eduardo]:
    "Yo no puedo asegurar que sus terapias [las de un "médico alternativo"] no son efectivas. Me inclino a dudar y a pensar que no lo son, que todo depende de la fe que una persona ponga, pero no estoy en posición de negar nada."

    [GGT]:
    Yo, en cambio, sí me considero suficientemente informado como para asegurar que ciertas pseudomedicinas no son efectivas, por eso lo hago. La Colaboración Cochrane, por ejemplo, tiene como tarea "preparar, mantener y diseminar revisiones sistemáticas y actualizadas de ensayos clínicos sobre las intervenciones sanitarias, y cuando éstos no están disponibles, revisiones de la evidencia más fiable derivada de otras fuentes disponibles, a fin de ayudar a las personas a tomar decisiones clínicas y sanitarias bien informadas." Esta asociación comprueba la validez de los tratamientos médicos, y en el caso de las pseudomedicinas analizadas, no ha encontrado que se demuestren más efectos que los de un placebo.

    [Eduardo]:
    "Pero yo tengo entendido que fe es, bueno, creer en algo sin una razón lógica. Es parecido a ser crédulo."

    [GGT]:
    Depende de la acepción de "fe" que emplees, puede significar el conjunto de creencias de una religión, por ejemplo, o puede significar la confianza que se le da a una información por la autoridad de quien lo dice, por ejemplo la comunidad científica. Las creencias religiosas no son demostrables, mientras que las afirmaciones de la ciencia sí lo son. Más sobre el tema en este artículo.

    [Eduardo]:
    [Sobre el cáncer curado con terapias alternativas] "Bueno, él no dijo eso exactamente. Dijo que había ayudado a aliviar el dolor, a reducir el crecimiento de un tumor, no a hacerlo desaparecer. Cuenta que atendió a una chica que tenía un tumor en el cuello y que, luego, al someterse a una cirugía para extraer el maligno, descubrieron que su tumor estaba como que carbonizado. Según nuestro amigo, se debio a la cantidad de energía que se le había aplicado en su tratamiento(?!)."

    [GGT]:
    Con lo que sigue hablándonos de productos de su fantasía absolutamente imposibles de verificar, medir, constatar... ¿De qué energía misteriosa nos habla? Insisto, que aporte alguna prueba de lo que afirma, alguna razón para que debamos creer que tal cosa, si es que alguna vez sucedió, la causó él. Le espera un Nobel.

    [Eduardo]:
    [Sobre mi escepticismo ante la curación por la fe] "La verdad no podría estar tan de acuerdo. Las enfermedades llamadas psicosomáticas están bastante ligadas a factores psicológicos, por ejemplo. Creo que sería inadecuado polarizarse y pensar sólo en términos orgánicos. Sobre el poder de la fe sobre el cuerpo, no lo sé, la verdad es que sólo he escuchado historias."

    [GGT]:
    Exactamente: historias. Las enfermedades psicosomáticas no son un misterio para la ciencia, es sabido que en la causa de algunas enfermedades interactúan tanto factores físicos como ambientales. Así tenemos trastornos digestivos como la úlcera o el intestino irritable; circulatorios como la hipertensión o el infarto; genitourinarios como el vaginismo, trastornos de la menstruación o disfunciones sexuales; dermatológicas, como agravaciones del acné, etc. Es un procedimiento habitual de los pseudocientíficos señalar un hecho real y extrapolar sobre él conclusiones sin sentido: "Como ha aparecido un pez como el celacanto, que se creía extinguido hace miles de años, el yeti existe". No hay ninguna razón que nos lleve a concluir que el cáncer tiene una raíz psicosomática. En las enfermedades psicosomáticas, su relación con trastornos nerviosos es evidente, en el cáncer no. Ese es un salto de razonamiento demasiado grande e injustificado.

    [Eduardo]:
    [A mi pregunta: ¿no te parece una pasividad perniciosa reconocer la ignorancia y no hacer nada por evitarla?] "Sí, pero todo depende. Tendría que evaluar tales creencias para concluir si son realmente peligrosas o si sólo es una inofensiva masturbación mental, una ramita a la que agarrarse."

    [GGT]: Precisamente, evaluar la peligrosidad de algunas creencias es lo que hacen algunas asociaciones, entre ellas, las escépticas. Por otra parte, el que las creencias injustificadas no deban combatirse es una opinión tuya. Yo sí creo que la ignorancia nunca debe ignorarse.

    [Eduardo]:
    "Yo tampoco puedo creer ciegamente lo que dicen los escépticos porque ellos también están de alguna forma prejuiciados (todos lo estamos). Es por eso que también dudo de la información que ellos me dan. Eso es lo bueno de la internet: que tienes acceso a amplia información y puedes leer hechar un vistazo a ambas caras de la moneda."

    [GGT]:
    Lo cual me parece un excelente síntoma de higiene mental. Precisamente es ése uno de los objetivos del escepticismo: ayudar a fomentar el sentido crítico, que defino en otro artículo como "La costumbre mental de usar los propios conocimientos y lógica para determinar la calidad de las informaciones que recibimos, [...] se trata de tener juicio propio." Me alegro de que no te fíes ni de nosotros. De eso se trata: buscar todas las informaciones, contrastar qué calidad tienen, fijarse en quién las aporta, qué comprobaciones se han hecho... y quedarse con la opinión que parece más fiable. Ejem... probablemente la escéptica... (Lo siento, tenía que barrer para casa) ;o)

    Saludos.



    12
    De: Asigan Fecha: 2004-09-16 08:34

    El fanatismo es una actitud independiente, que se puede sumar o no a actos, se puede defender cualquier cosa con fanatismo y se puede atacar cualquier cosa con él. Del mismo modo se puede defender y atacar si él.

    El compromiso con cualquier causa será fanático o no dependiendo de determinadas características. No parece que el uso de argumentos lógicos y de pruebas empíricas se pueda acomodar a la definición estandar de fanatismo. La convicción, y menos razonada, no es fanática necesariamente.



    13
    De: Gerardo García-Trío Fecha: 2004-09-16 10:10

    Buena observación, Asigan. Más claro: agua.



    14
    De: el hombre de la puerta de atrás Fecha: 2004-09-28 13:39

    Estoy de acuerdo en que muchas personas se aprovechan de la fe ajena en su propio beneficio, pero he sido testigo de curas que no tienen una explicación científica.
    Por ejemplo, conozco directamente a tres personas que han visto mitigadas o curadas sus migrañas mediante reflexología podal (creo que conoces a una de ellas por lo menos); actualmente las migrañas no tienen ninguna cura "científica", tan solo un alivio sintomático y temporal.

    Imaginemos lo que pensaría un "científico" de la antigua grecia si estuviera delante de una bombilla, probablemente no consiguiera jamás encontrar una explicación lógica, pero no por ello negaría la existencia de algo que la hace funcionar.

    A lo que quiero llegar, es a que puede haber cosas que consideremos "magia" sólo por desconocer los mecanismos en que se apoya, por ejemplo, la acupuntura ha demostrado de sobra ser efectiva, incluso se utiliza en medicina como anestesia, pero no se sabe como funciona...

    Si algo funciona, no solo por la fe o credulidad, pero no se sabe como funciona, ¿es lícito tacharla de charlatanería?

    Salud



    15
    De: Asigan Fecha: 2004-09-28 20:51

    "Si algo funciona, no solo por la fe o credulidad, pero no se sabe como funciona, ¿es lícito tacharla de charlatanería?
    "

    La cuestión es que si algo funciona puede comprobarse, y de manera más sólida que la que ofrece un puñado de anécdotas no controladas.

    ¿Ha hecho algo así la reflexología podal?. De momento sus principios teóricos son claramente revolucionarios, con lo que la exigencia de evidencia con controles estandar se hace imprescindible.

    Yo conozco testimonios de personas que aseguran haberse curado con el tratamiento de charlatanes encarcelados por fraude.



    16
    De: Gerardo Fecha: 2004-10-13 16:01

    Hola "Hombre-de-la-puerta-de-atrás":

    Ya usaste esos argumentos en una de nuestras comilonas... tengo muy buena memoria. Bienvenido a esta humilde página. Antes de nada quiero aclarar que no afirmo, ni creo que ningún escéptico lo haga, que todos los que practican alguna pseudomedicina no crean en ella y sean timadores. Por supuesto que no. Alguien puede profesar una creencia falsa con total sinceridad.

    [el hombre de la puerta de atrás]: "Por ejemplo, conozco directamente a tres personas que han visto mitigadas o curadas sus migrañas mediante reflexología podal (creo que conoces a una de ellas por lo menos); actualmente las migrañas no tienen ninguna cura "científica", tan solo un alivio sintomático y temporal."

    La migraña tiene ciclos, y de forma natural remite o cursa con dolores menores o menos frecuentes, aparte de que algunas de sus causas son ambientales (estrés, dieta, falta de sueño...) y puede haber mejoría si cesan. Casi todos los supuestos éxitos de pseudomedicinas son en dolencias de este tipo, que pueden curar o mejorar espontáneamente atribuyéndose a ello unas razones equivocadas. Además, el efecto placebo* provocado por la sugestión (muy fuerte por un trato cercano que la masificada medicina científica no puede o no suele dar), hace otro tanto. Para eliminar este tipo de confusiones a la hora de juzgar la efectividad de una terapia no se aceptan las anécdotas aisladas, ya que no se pueden conocer todos los factores que han podido influir realmente; los estudios deben tener una metodología rigurosa para evitar errores o interpretaciones equivocadas. Un ejemplo sería el "estudio doble ciego", en el que tanto los investigadores como los componentes del grupo tratado y el grupo de control (tratado con placebo*) desconocen quiénes son los que reciben el tratamiento real. Esto hace imposibles las malas interpretaciones.

    [El hombre de la puerta de atrás]: "Imaginemos lo que pensaría un "científico" de la antigua grecia si estuviera delante de una bombilla, probablemente no consiguiera jamás encontrar una explicación lógica, pero no por ello negaría la existencia de algo que la hace funcionar. A lo que quiero llegar, es a que puede haber cosas que consideremos "magia" sólo por desconocer los mecanismos en que se apoya, por ejemplo, la acupuntura ha demostrado de sobra ser efectiva, incluso se utiliza en medicina como anestesia, pero no se sabe como funciona... Si algo funciona, no solo por la fe o credulidad, pero no se sabe como funciona, ¿es lícito tacharla de charlatanería?"

    La medicina científica no rechaza un tratamiento por desconocer qué es lo que lo hace funcionar (un ejemplo lo tenemos en la aspirina, que hasta los años 70 del s.XX se desconocían las razones de su efectividad). El problema de las pseudomedicinas es que no funcionan en absoluto, por eso no se toman en serio, no por que no se sepa cómo funcionan. Existen estudios, principalmente hechos por los mismos pseudocientíficos, que son una verdadera chapuza, ya sea por ignorancia o por fraude; La Colaboración Cochrane es una asociación que controla la corrección metodológica de los estudios médicos, o sea, que se hayan hecho de una forma que no lleve a engaño. Los "estudios" que citan los pseudomédicos no suelen aprobar su examen: no tienen grupo de control, más que "doble ciego" son "medio tuerto"... Eso de que la acupuntura es efectiva, que ayuda a dejar el tabaco, que se usa como anestesia o que es considerada en serio por la medicina científica es una idea muy extendida, casi una leyenda urbana, que no tiene fundamento real. Los estudios que se han hecho no revelan por ahora ninguna efectividad. Visita la página de la Colaboración Cochrane, tienes muchos estudios analizados (y como me salgas con alguna teoría conspiranoica... te doy ;o).

    *Consiste, como todos sabemos, en la ilusión de mejoría del paciente que no es tratado en realidad, aunque se le haga creer que sí.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.90.237.148 (d407723bd7)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?


    © 2003 - 2005 Gerardo García-Trío San Martín
    Página hecha posible por Blogalia